• ampans@ampans.cat
  • 938 272 300

Más de 50 años comprometidos con las personas con disCapacidad intelectual

19.03.2018

AMPANS proyecta un nuevo equipamiento de acogida residencial específica para personas con discapacidad en situación de envejecimiento

20161123MB LlarsGentGran 0003

Se concretará en el proyecto de La Parada, en Manresa, que siguiendo las tendencias de atención europeas, da respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad que envejecen en el si de las familias y que, a menudo, se tienen que acabar separando por una carencia de recursos específicos

El Ayuntamiento de Manresa ha aprobado esta semana la cesión de los terrenos de la Parada a AMPANS

El Ayuntamiento de Manresa ha aprobado esta semana en Junta de Gobierno la cesión gratuita a AMPANS del derecho de superficie sobre una finca de propiedad municipal ubicada en La Parada para hacer un equipamiento social. Se trata de un terreno situado entre las calles de La Pau y el Camí Vell de Santpedor. La entidad proyectará un modelo innovador de acogida residencial para personas con discapacidad que están en situación de envejecimiento.

La propuesta de AMPANS se presentó en la convocatoria del Ayuntamiento de Manresa que hacía referencia al expediente de contratación del derecho de superficie sobre esta finca, que fue publicado al BOP el noviembre pasado. La Junta de Gobierno acordó la cesión gratuita para la construcción del equipamiento por un plazo de 75 años, prorrogables a 15 más.

AMPANS trabaja desde hace tiempo en el estudio de nuevos modelos de atención que respondan a las necesidades específicas de las personas con discapacidad que se hacen mayores, y den respuesta a las propias familias que envejecen junto con sus hijos y que quieren mantener la unidad familiar.

Muchas de las personas que AMPANS acompaña a lo largo de los más de 50 años de trayectoria en el campo de la discapacidad, han crecido con la entidad. En estos momentos, mediante sus servicios de continuidad asistencial, acompaña a 265 personas que tienen más de 45 años.

Según datos del sector, una de cada tres personas con DisCapacidad Intelectual en el estado español vive en el domicilio familiar y la edad media de los progenitores se sitúa entre los 76 y los 78 años, con un incremento importante de familias con un solo progenitor. El cuidador principal, pues, es muy mayor y en la mitad de las familias es un solo cuidador. Ante estas circunstancias, se calcula que una de cada tres personas que vivían en el domicilio familiar han tenido que abandonarlo para ir a vivir, mayoritariamente, en hogares-residencia o residencias. Esta situación comporta un proceso doloroso para las familias porque sus miembros se ven obligados a ingresar en residencias por separado.

Hasta ahora, este ha sido el modelo tradicional, pero la apuesta para avanzar hacia modelos más inclusivos, que fomenten la diversidad como un valor social, la participación en la vida comunitaria y la calidad de vida de las personas y de las familias, hace que AMPANS impulse proyectos como el de La Parada. Con este proyecto se quiere dar respuesta a las personas grandes con discapacidad, y a las situaciones familiares que, a raíz del envejecimiento de todos sus miembros, requieren apoyos para asegurar la unidad de convivencia de padres e hijos.

La Parada, proyecto social

El anteproyecto de La Parada presenta un equipamiento distribuido en 3 espacios: Hogares residencia, Bienestar y Salud y espacio comunitario. Dispondrá de 60 plazas de hogares-residencia para personas que requieren apoyo, 50 plazas de servicio diurno de terapia ocupacional para personas con necesidades de apoyo, y 12 viviendas destinadas a personas y familias con necesidades de apoyo puntual para su autogestión y vida independiente.

El nuevo equipamiento de La Parada se está proyectando con parámetros innovadores. Además de disponer de todos los recursos humanos y técnicos necesarios, incorporará la tecnología como herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas y las relaciones con la comunidad, y ofrecerá una amplia prestación de servicios, con un modelo de atención centrado en las personas y, a la vez, con la inclusión del propio servicio como valor de ciudad.

El diseño de este nuevo modelo residencial se hace siguiendo un método de coproducción y de cooperación, y pretende provocar un cambio de mirada hacia la discapacidad y las personas en situación de vulnerabilidad, entendiendo la diversidad como un valor de convivencia y de transformación social. Estos nuevos modelos dibujan equipamientos arquitectónicamente abiertos al entorno, sostenibles, que facilitan la convivencia comunitaria y sinergias con el barrio y la ciudad.

AMPANS prevé empezar las obras el mes de septiembre con el objetivo que esté listo para su puesta en marcha, el octubre del 2020.

0 Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Aquest lloc web utilitza cookies, tan pròpies com de tercers, per recopilar informació estadística sobre la navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Per a més informació consulti la nostra Política de cookies.